MÁS QUE LIBROS

Conservar libros en nuestras estanterías para poder recomendar, aunque pasen los años, rescatar reediciones antiguas que vuelven a nacer, descubrir libros nuevos que nos hagan reír felices, con contenido, aprendiendo, disfrutando, es el tesoro que podemos ofrecer.

Somos punto de encuentro y confluencia de mujeres y feministas de diferentes edades, lugares, sentires, haceres y pensares. Por eso dedicamos también nuestro tiempo y nuestro espacio a diferentes actividades: presentaciones, charlas, debates, talleres? en los que hacemos política y construimos en colectivo teoría y práctica feminista. Ya encuentros con historia en los que “bailar nuestras pequeñas revoluciones” como la celebración de la fiesta de la República o las famosas Reinas Majas.

Nos gusta abrir puertas y ventanas y que entre aire fresco, nuevas ideas y propuestas? por eso revistas de diferentes colectivos como MyS (mujeres y salud), PikaraMagazine o LaMadeja ocupan un lugar en nuestras estanterías.

También prestamos atención en la Librería a la artesanía hecha por mujeres. Artistas artesanas que exponen y venden sus obras en nuestras estanterías como si fueran un pequeño museo de arte.

Nuestro activismo desde la librería continúa en las plazas, en las calles, en el trabajo, en casa. No nos vamos a dejar arrebatar lo conseguido por las que estuvieron antes que nosotras, por ello damos apoyo a las mujeres que están luchando aquí o en otras partes del mundo para erradicar de sus cuerpos y sus vidas la pobreza, la violencia. Cuidar de la Librería como cuidamos de las otras y los otros y cuidar la vida del planeta como lo hicimos siempre.

Y… ¿Quién dijo que era fácil?

LOS ORÍGENES DE LIBRERÍA MUJERES

En 1978, en plena transición democrática, Gimena Alonso con un grupo de mujeres se pusieron de acuerdo para abrir un espacio de encuentro feminista en Madrid. Fueron doscientas mujeres que unidas por un deseo fundaron una cooperativa.

En ese momento histórico, en España no existía el derecho de reunión, ni de divorcio y, por supuesto, ni pensar en la interrupción voluntaria del embarazo. Incluso una mujer casada no podía trabajar fuera de su casa o abrir una cuenta corriente en un banco sin el permiso de su esposo.

Ese mismo año, 1978, algunas de las que hoy sostenemos el trabajo de Librería Mujeres y horas y Horas la Editorial Feminista creamos una pequeña librería en un barrio periférico de Madrid. Llevar la cultura al pueblo era nuestra prioridad. Después de diez años nuestra economía era insostenible y tuvimos que cerrar sus puertas. Pero habíamos adquirido una gran experiencia profesional como libreras comprometidas políticamente.

Por la misma época la cooperativa Librería Mujeres ofertó a grupos y asociaciones su reapertura después de llevar dos años cerrada. Entonces tomamos una de las mejores decisiones de nuestra vida, hacernos cargo de todas las deudas económicas con editoriales, alquileres y clientas que tenía el colectivo y reabrir ese precioso espacio feminista. El verano de 1988 hicimos limpieza, reforma, negociamos las deudas y en el mes de octubre reinauguramos el nuevo espacio solidario y feminista.

Un año más tarde creamos la Asociación de Librerías de Mujeres Una Palabra Otra, en aquel momento éramos cinco librerías especializadas en feminismo y narrativa de mujeres distribuidas por el estado español. Desde esta Asociación creamos el Premio Internacional de Narrativa de Mujeres, hicimos diversos catálogos, entre ellos, y por primera vez, el de cuentos infantiles a favor de las niñas.

Con toda esta actividad el Ministerio de Cultura en 1989 nos otorgó el Premio a la Mejor Labor Cultural Realizada por Librerías, que se convocaba para todas las librerías del estado español. Fue algo impensable para una librería chiquita, especializada en ?feminismo?, pero eso sí, llena de imaginación y con gran capacidad de trabajo.

Además de aquel premio, hemos recibido a lo largo de estos años otros de los que nos sentimos muy orgullosas:

HORAS Y HORAS LA EDITORIAL FEMINISTA.

LAS MUJERES CAMBIANDO EL MUNDO

 

 

 

En 1989 cierra un hermoso ciclo de edición La Sal, editorial catalana que llevaba publicando diez años en España. Recogimos el testigo, nos parece imposible que en este país no exista una editorial exclusivamente dedicada a publicar y traducir feminismo.

Con permiso de sus anteriores dirigentas continuamos con dos de sus publicaciones, la colección Cuadernos Inacabados y la Agenda de las Mujeres. En 1991 presentamos a horas y Horas, la editorial feminista. Desde aquel año llevamos 25 ediciones de La Agenda de las Mujeres que ha sido un gran medio de difusión para dar a conocer la historia de las mujeres y la genealogía feminista. Hemos editado y traducido grandes autoras como Clara Campoamor, Marcela Lagarde, Amelia Valcárcel, Dolores Juliano, Vandana Shiva, Nawal el Saadaui o Audre Lorde. Y seguimos en ello.

En 2002 la librería da origen a la Fundación Entredós. Amigasde la Vida.